martes, 24 de febrero de 2015

Micropensamientos recién levantada

Estaba yo plácidamente dormida cuando de pronto he sido expulsada violentamente del reino de los sueños por unos ronquidos inopinados. Ya he dado aviso al roncante que la próxima vez no seré tan benévola.

Noches en vela fortuitas.

Y cuando por fin me he dormido, se me ha puesto a llorar en mitad del sueño y no he sabido muy bien qué hacer. Salvada in extremis por el pipipí del despertador. Rastros de tristeza. 

¿Cómo voy? 
Mi marido- muy bien.
Mi padre- ¡¡cómo llevas la camisa que se te ve todo el escote!! (¡exagerao!). Y ¿¿cojeando y en minifalda??? Madre mía. 

Debe existir una manera de eliminar/formatear/bloquear/delete pensamientos. Alcohol, opio, cicuta. Investigaremos. 

Y he estado a punto de quemar por segunda vez mi casa. Por poco me dejo unos huevos cociendo. Una etiqueta casual ha salvado mi cocina. Por segunda vez. Si eso no es suerte, ¿¿¿¿qué es????

Me informan de blogger de que a partir del 23  de marzo quedarán eliminados todos los contenidos xxx. No sé si debo preocuparme. 



El martes ha amanecido soleado. Y eso, dentro de lo que cabe, no es poco.

Buen día!!!