miércoles, 10 de diciembre de 2014

Freud

Oh Dios mío... Acabo de soñar que Gloria Fuertes era la psiquiatra de mi marido. Sí, de mi marido. Cuando todo el mundo sabe que... en fin. Y que nada más entrar en la consulta le revolvía los papeles, y eso la cabreaba muchísimo, y no sabía cómo arreglar el desaguisado. Y cuando me atacaron aquellas dos malas bestias, dos niñitas más malas que un dolor que iban con su mami que pasaba absolutamente de mi tema, acabé pisándole la pierna a una y levantando a la otra del pelo para que me dejaran en paz. Uuuff... Lo que viene a ser un sueño normal. Esperpéntico.



A pesar de todo, ¡¡feliz día a todos!!