jueves, 22 de agosto de 2013

Estar aquí y allí

Es estar en ninguna parte.

O en el medio, lo cual viene a ser lo mismo.

¿Recordáis cuando pedía a gritos unas vacaciones perdida conmigo misma en alguna playa? Pues ahora en la distancia reconozco que pequé de imbécil.

Anoche, mientras deambulaba sola a las tantas de la noche por los pasillos oscuros y desiertos que iban iluminándose a mi paso me agobié un poco e incluso tuve que acelerar el paso hasta llegar a la habitación.

Así que he añadido a mi  lista de deseos para el después salir a la calle a la hora que me dé la gana. Y es que aquí el tiempo se ha parado y nada ansiamos más que volver a nuestra aburrida y tediosa rutina. Dichosa y bienquerida.

BN!!