viernes, 11 de mayo de 2012

Guachipeich!!!

Desconozco el origen (esto sí que es complicado) del vocablo guachipeich, si existe o no, pero gritar "guachipeich!" es cómo decir "¡Genial, chachi, guay!". Teniendo en cuenta que mis días siguen careciendo de horas, que mi humor presenta un cuadro clínico de oscilación periódica, y que ambos factores no parecen ponerse de acuerdo, creo que me debo una vez más el gritar a los cuatro vientos que me siento bien y que mi día ha sido increíble. Ha sido un día realmente guachipeich.

No pretendo convertir este espacio en un diario íntimo y de hecho, el lector avispado se habrá dado cuenta que intento dejar el listón muy alto con mis pequeñas composiciones prosaicas. Es que con mi nivel, la duda ofende!!! Pero hoy me apetecía clamar al mundo en general, y a mis spams de Rrrrusssia y a mi señora alemana en particular que hoy he tenido un buen día, de principio a fin.  Y no ha hecho falta que hiciera nada en particular, no ha habido ningún elemento extraordinario fuera de mi rutina cotidiana. Pero cada uno de mis momentos ha encajado a la perfección en su espacio.

Y cuando un día está repleto de sonrisas y de risas, de bonitas palabras, de miradas amables, y que todo encaja, ese día, aunque no haya pasado nada especial, ni se haya hecho nada en particular, ese día se merece que le hagan la ola, o que le escriban una entrada en el blog. Porque al fin y al cabo, esos son los días vitales que de verdad importan y que le dan sentido a todos los demás.

Buenas noches, ¡¡os deseo una enorme sonrisa!!!