lunes, 11 de mayo de 2015

El nadir

A quienes como yo vagaron por el nadir


Quienes como yo vagaron por el nadir,
La sinrazón nos desterró a su arrabal,
Y arrojados lejos de la zarca bóveda,
Hundimos nuestro humor en el negro tarquín
De camino hacia el sino del abencerraje
Ignorando el porqué de tan funesto fin.
Aquellos monfíes decidimos regresar
Y encaramándonos al alambor
Que cerca la negra hondonada,
Nos zafamos con nuestras garfas.
Erramos ora por la algaida,
Ora por los zacatines,
Anhelando un zaguán
Que nos cobije en las horas
En que el astro alcance el cenit
Que tras vagar por el nadir,
La luz que nos calentaba otrora
Nos hiere y nos encandila ahora.


(Ejercicio de creación poética)