miércoles, 25 de marzo de 2015

Evaluaciones

Mis últimas sesiones de evaluación en Macael.

Esas sesiones que te tenían comiendo toda una semana a la tragaldabas sin tiempo para echarte una siesta, que luego se estiraban hasta el infinito y que te echaban a la carretera de noche y con la cabeza embotá,  esas sesiones de las que llevo toda la vida quejándome, y de qué no me quejo yo, pues ahora que esas evaluaciones tocan a su fin, la verdad es que me da un no sé qué.