domingo, 28 de septiembre de 2014

Sunday morning on the net

De fondo suena el Moon River en el capítulo "Apagón" de "Caso abierto". No sé muy bien por qué pero algunas canciones quedan asociadas para siempre a algunas personas. 

Tengo justo detrás de mí a mi marido hablando por teléfono con su padre sobre la factura del agua. Está indignadísimo. La del tercer trimestre ha sido de órdago. Bueno, de órdago no. De hijos de puta hablando mal y pronto. 81€ por 19 metros3... cúbicos... Es lo que tiene que ya no te suministren agua no potable ni radiactiva sino de calidad. Me pone nerviosa oírlo. El otro día me enteré de que es posible que tenga algo de "hypersensibilité", un cuadro clínico que fue definido por Elaine Aron en 1996. De todos modos, hypersensible o no, probad a escribir con alguien hablando detrás de vuestra oreja. Busco "factura del agua- albox" en el google news y encuentro por fin una petición por el change.org. 122 firmas. Necesitan 78 más. Aparentemente el precio del agua no es un problema para mis conciudadanos y no seré yo quien levante la liebre. Ese tiempo acabó. Cerramos la ventanilla.


A mí lo que de verdad me indigna son las horas intempestivas a las que aparentemente se despiertan mis contactos o se conectan al facebook. Nada. Que están todos OFF. Me gustaría saber qué tal fue la presentación de los Trancos pero aparte de una foto y de dos tweets nada. Alguna foto graciosa, alguna frase con ingenio para empezar bien el domingo... Nothing de nothing. Pensaba que una de las finalidades de las redes sociales era esa, divertirme cotilleando la vida de los demás en mis escasos momentos de absoluto farniente. Pero al parecer me tengo que conformar con ¿nada nuevo? Mira. Por fin. Acaban de aceptar una invitación a la inauguración del Organ Men's Club* (* he cambiado el nombre ligeramente por motivos obvios). Pincho para ver lo que es con el wiko. Me preguntan si tengo 18. Y más. Sólo tengo unas fracciones de segundos para enterarme de qué va el club y en seguida las letras se hacen ilegibles. A la quinta actualización desisto. Si no quieres que te lean, el facebook no es el mejor sitio para mandar invitaciones. Prueba con un whatsapp. 


Hablando de whatsapp, ya se me han puesto en modo autista. Esperemos que confirmen antes de las 2 si hay comida familiar o no. Nota bene. Cambiar el estado del whatsapp. Una de las obligaciones más absurdas que puede uno contraer en esta vida es la de actualizar su estado del whatsapp. En fin. Buscaremos algo ingenioso. Pero es que ahora mismo estoy de un dominical.


Y dado el estado de sopor que colapsa mis muros virtuales, me voy finalmente a la fuente inagotable de diversión del grupo de filólogos enfurecidos. Toma ya. Uno pide que dejemos de subir el artículo sobre la palabra que huele a tierra mojada porque dice que como lo subamos otra vez le va a dar un faratute. Petricor. Cómo no he leído antes este maravilloso "artículo sobre palabras fabulosas que no conocía y que me sacaré por impresora para poder leerlas una y otra vez en los momentos en que no tenga nada que hacer" . No puedo imaginar qué tipo de orco que se haga llamar filológico podría hartarse de tanta belleza!!!


Feliz domingo a todos!! Hora de moverse ya!!