lunes, 29 de septiembre de 2014

Ese momento

en que te replanteas tu existencia entera ante una taza de café humeante, justo cinco minutos antes de que estalle el día.


Odio infinito a los madrugones, los lunes lectivos, las tardes de evaluaciones y las alertas amarillas por lluvia, todo junto lo que viene a ser un completo!!

¡¡Pero aún así, que tengan ustedes un plácido lunes!!