jueves, 2 de enero de 2014

De consensos y de migas

Las migas de hoy no estaban consensuadas y por ende, han sido un auténtico desastre. Es lo que tiene vivir en una casa donde todo se consensúa. Todo se consensúa y todo se comparte. Como una sartén de migas.