martes, 23 de julio de 2013

Sueños

Qué sueño he tenido Señorcico de mi vida! Esa clase de sueño que al despertar te deja tan mal cuerpo que por más vueltas mentales que le des al hecho de que sólo se trataba de un sueño es imposible recobrar la tranquilidad que debería otorgarte el sueño.

Y es que además me ha dado este verano por soñar con los compañeros. Estoy que no quepo en mí de gozo. Anoche le tocó a Pedro G. Primer examen del año. No he podido estudiar porque tenía otro de latín que me interesaba más y sin embargo Pedro nos había dejado el enunciado del examen y me habría sido muy fácil preparármelo. Todos confían en que voy a aprobar con un 10. Pero por el número de ejercicios que logro resolver sé que aprobaré pero con poca nota. Y yo nunca fui de los que actúan así. Debería haberme preparado el examen. Es importante. Mi nota final. Cómo la recuperaré. Estoy sufriendo. Y es cuando logro por fin despertarme.

En septiembre me disculparé ante Pedro por no estudiar lo bastante su examen.

Uufff....