lunes, 24 de junio de 2013

Hissez les voiles...

Y a base de darle a la manivela, el dedo corazón o sacro retomó su posición inicial, tiesa y vertical.