miércoles, 12 de diciembre de 2012

El Día D

Ya está, ya llegó. El esperado, ansiado y temido Día D.


Ayer fue a lo que llaman vulgarmente un día horribilis, lo que hoy es a día temibilis. 


No sé si fue por los efluvios de la pintura en spray pero me acosté medio mareada medio borracha y cuando por fin recobré la conciencia eran las 4 y media de la mañana y estaba en mi cocina recogiendo una pancarta de 6 metros y guardando los aperos para qué??? para nada, porque resulta que tendría que haber pedido permiso al ayuntamiento para liarla parda durante la concentración y como soy tan simple o ingenua lo más que he atinado a hacer es a avisar a la policía local que gracias a mi llamada estará ahí para vigilarnos y evitar problemas. 


¿Y todo este tiempo empleado, todo lo hecho durante estos días a todas luces insuficiente para qué? Es la pregunta que no paro de hacerme desde hace unos días.


Será por la falta de sueño, la tensión acumulada, el querer recuperar mi tiempo, no lo sé, pero me invade el desaliento. 


¿Cómo saldrá la concentración? ¿Cuántos nos juntaremos esta tarde? Sólo el tiempo desvelará estas incógnitas pero la verdad es que ahora estoy bastante "flop"!!


Así que sólo me queda desearme a mí-misma y a tod@s mis compis, ánimo, fuerza y salud!