domingo, 21 de octubre de 2012

Domingo de elecciones

Un vicio que tengo bastante pronunciado es el de hacer pronósticos electorales. Sí, ya lo sé, no es normal, es más es bastante preocupante que a una persona que jamás aceptaría ocupar un puesto en la vida política, que de hecho sufre un serio rechazo hacia los políticos y que es capaz de formular una teoría de la conspiración por cada movimiento ciudadano (para mí más bien pseudociudadano) nuevo que surge, le guste tanto la política.
 
 
Sí, lo admito. Soy una politicófoba políticafila. O una políticafila aquejada de politicofobia. 
 
 
Sí, prometo hacérmelo ver.
 
 
Pero hoy es día de elecciones, así que volveré a hacerlo, porque me encanta, un magnífico pronóstico de lo que va a suceder dentro de unas horas, aquí donde a nadie molesto y a ver si se cumple, si he acertado una vez más y si no, simplemente borraré esta entrada.
 
 
En el País Vasco, acaban empatados PNV y Bildu, incluso me atrevería a predecir que Bildu aventajará al PNV en número de votos, acuciando el duro y completamente idiota debate  abierto por los catalanes el pasado 11 de septiembre sobre la independencia. Las épocas de crisis es lo que tienen, realzan la estupidez humana.
 
 
En Galicia, volverá a ganar Feijóo, pero no por mayoría absoluta, y no  a favor del PSOE ni del BNG sino  que el voto irá  hacia los partidos que se presentan como verdadera alternativa al binomio.   
 
 
Este es mi pronóstico de hoy.
 
 
Y puesto que esto es un show, aquí dejo una anécdota. En las municipales del 2007, un compañero mío de Almería se presentó por un partido minoritario en su pueblo. No nombraré ni el pueblo ni el partido. Decir sólo que votaron 831 personas y se abstuvieron 206. Pues este compañero tuvo derecho y con razón a quince días de asueto para preparar su campaña electoral. Y lo llamaré asueto pues si bien  los Belloches y los Gallardones emprenden duras y costosas campañas electorales, tras aquellas dos semanas supuestamente dedicadas a debates intensos, pegadas de carteles, puerta a puerta dando a conocer su programa electoral, al final este señor obtuvo.... UN SOLO Y ÚNICO VOTO!!!!  no siendo votado siquiera por su propia esposa como confesó a posteriori!!!
 
 
Pero esto es sólo una anécdota.
 
 
Esperaré ansiosa a ver si vuelvo a acertar!!!
 
Buen finde!!