jueves, 12 de julio de 2012

¿Que la niña se va a Ibiza?

Que la niña, que tiene 18 años cumplidos y que acaba de aprobar selectividad con una nota pasable, te ha dicho que quiere irse una semanita con sus amigas y vas y le pagas el viaje a Ibiza????

Tú, ¿eres tonto o qué te pasa? No, perdón, no eres tonto, eres TOOONTO, RETOOONTO, TOOONTO DE REMATE, es más, ya te señalan tus vecinos como EL TONTO DEL BARRIO.  

¿Y no has ido a la agencia de viajes para que te regalen el viaje? No sé, en mi época nos regalaban las copas en algunos locales por el mero hecho de ser tías, hacer bulto y atraer a la clientela masculina. Yo de ti exigiría que fuera gratis.  Al fin y  al cabo, estás alimentando sus discotecas con carne fresca y eso se merece que el viaje te salga gratis.

¿Y duermes a gusto por las noches pensando en los grupitos de treintañeros y cuarentones que se han ido a Ibiza a celebrar sus divorcios y están sedientos de esa carnecilla tierna que le has puesto en bandeja? Ah no, que tu hija te ha dicho que a las diez estaría en casa con sus amigas, que es abstemia y de la liga anti-porros, pro-vida y por eso precisamente, en lugar de pedirte Londres o Roma, lo que quiere es hacer campaña en Ibiza con las hermanas ursulinas. Claro...

Es que creo que incluso mis adorados Geordies parecerían corderitos entre la gente que visita la bonita Ibiza en verano.

En fin, pringao, en mi época no es que hubiera menos vicios, es que nos ponían su acceso mucho más difícil, y eso siempre le da más morbo al asunto... Es que si con 18 años ya te has corrido Ibiza, qué te falta por correrte... Y es que no me imagino a mi padre pagándome sexo, drogas y alcohol a tutiplén. Es que incluso entornando los ojos, no lo veo...

Mucho criticar la educación, pero lo que haría falta ya es una escuela de padres para gilipollas.

Agur!