jueves, 11 de junio de 2015

A tu mata de pelo

A tu mata de pelo enroscada en mis dedos mientras dormías


Tu mata de pelo negro
Del negro del azabache
de tus pestañas quietas
Que guardan ferozmente
Dos gemas inquietantes
De color agua amarga;

Dormías a mi lado,
Al lado de mi cara,
Cama de colchón de mies,
Con perfume  a azahar
A tomillo y a romero
A canto de la cigarra.

Tu mata de pelo negro
Contrastaba con tu piel
Piel de color de leche
Leche de coco y canela
Sudor a limón y sal;
No quise despertarte.

Enroscaba con pereza
Las caracolas finas
De tu larga melena
Mientras tú dormías
Y que tu pelo siguiera
Haciéndome cosquilla, 


Aquella noche aciaga
En la que tú y yo yacimos,
Retorciéndose tu cuerpo
Y tu melena suelta
De tirabuzones negros
Envueltos en tormenta.