lunes, 18 de mayo de 2015

Inspiration, viens à moi!

O de cosas que hacer cuando ni a la de tres


Y qué mejor momento para no dar señales de vida que toda la tarde de un lunes con la agenda absolutamente liberada para quedarse contemplando la maldita página en blanco de una entrada de blog. 
Jadeputa. 
Con tos sus letras.

Pensemos en poesía. 
Somos de la teoría de que cualquier palabra es capaz de imbuirnos de lírica. 
Pensemos en una palabra.
Casa.
Bien. 
Nada. 
Somos de la teoría de que cualquier palabra  es capaz de imbuirnos de lírica. 
Esta teoría es una mierda y queda desde hoy desechada. 

Vamos a inspirarnos con el Candy Crush Saga. 
Por tercer día consecutivo seguimos en el nivel 238. 
Después de gastar cincuenta mil vidas en intentar superar un nivel a todas luces insuperable, ¿quién sería tan sumamente gilipollas como para seguir probando???  Es sólo un juego. Si no consigues superarlo, déjalo, la vida es corta para malgastarla en intentar superar chorraditas de juegos, sal a la calle, escribe, disfruta de cada instante, aprovecha el momento-
cincuenta mil cinco vidas. Seguimos en el nivel 238. Este juego es una mierda. 

Y ese hueco que asoma por la ventana justo enfrente de la casa cada vez que me aúpo un poco de este sofá donde intento hacer poesía y que podría haber aprovechado mi marido para aparcar el coche. Pero que no, que ha preferido pasar y aparcarlo más lejos. 
Yo creo que sí puedo meterlo. 
Además es que me gusta meter el coche en huecos pequeños. 
Llamémoslo filia. Una filia extraña como todas las filias. 
Pues venga, a ponerse los pantalones y a aprovechar que no hay demasiados vecinos asomados a estas horas para hacer maniobras. Estoy segura de que puedo meterlo. De hecho estoy convencida de que no hay hueco que se me resista y que soy capaz de aparcar mi coche en cualquier sitio. Lo sé. Eres muy buena, nena, y entre tú y yo, aparcas mucho mejor que tu marido o que cualquier otro hombre. Llamémoslo talento innato.
Nada. Por cinco centímetros no he podido. 
Jodeputa. 

Inspiration, viens à moi, y golpe de flequillo a la derecha. Inspiration, viens à moi, y golpe de flequillo a la izquierda. ¿Soy la única persona que cree que acariciándose el pelo conseguirá inspiration? No, si conseguir conseguir conseguimos más bien poco, pero es que tengo ahora mismo el pelo fabuloso y tan suave!! Acondicionador-mascarilla-ampolla tratamiento shock-aceite extraordinario a los seis aceites florales todo junto y creo que voy a recuperar mi flequillo sin necesidad de sacrificarlo. Y lo  tengo tan suave.

Las 18:45. Se acabó mi tiempo y volvemos a ser una ama de casa normal. 
¿Tarde del lunes aprovechada? Una mierda.
¿Tiempo malgastado en cualquier chorrada sin interés ni trascendencia alguna? Infinito.
¡En fin!

¡¡Feliz Semana a tod@s!!