sábado, 11 de abril de 2015

Mercadona dos

(versión larga de cuando te encuentras a otros feligreses de tu misma parroquia en el mercadona con como única compra dos botellas de vino tinto del barato)

- No, es que el miércoles ya estuve comprado, pero como mi marido me había dicho que nos quedaban todavía unas cuantas botellas, es vino del que bebemos así una vez o dos a la semana, está bueno y no es caro, pues no compré por eso, pero ayer, al ir a coger una botella, me di cuenta de que no quedaba ninguna y que sólo teníamos botellas de las buenas y que tampoco voy a abrir una de esas un jueves porque sí; lo malo es que cuando me falta de algo, de lo que sea, me pongo nerviosa y ya me dan ganas de esa cosa, como el tabaco, que si no tengo me dan más ganas de fumar, pues eso, que prefiero tener y no tomar a no tener y desear y ya de paso que he ido a la panadería y la carnicería pues me he dicho párate que es un segundo y así te evitas de tener deseo y eso.


(versión corta que te sale naturalmente porque no quieres entretener demasiado a los otros feligreses, que sueltas a modo de chiste para hacerte la graciosa y que está en el origen de muchas de las cosas que luego se dicen...)

- Es para esta noche. Je je... Sí... Las dos... sí... ok, Nos vemos en misa, venga, ¡hasta luego! Pffff...