miércoles, 25 de marzo de 2015

Miércoles

Y la lluvia que llevaba cayendo siete días y siete noches, y los nimbos que habían tomado por la fuerza el horizonte circular del valle, y el batallón de nubes infantes que ayer mismo descendía por la ladera de las sierras con su manto de niebla hecha de gasa de agua, todo quedó disuelto en un instante. 


Dedicado al rayo de sol que ha salido a las 10:39 del día de hoy; después de una semana de lluvia, ¿estará escampando por fin?