lunes, 16 de marzo de 2015

Mi pelo y yo

No quiero parecer superficial.

Bueno, tal vez parezca fingirlo ligeramente. Pero no lo soy para nada. 

Significa ser superficial ¿sentirse insegura e indefensa ante las agresiones que les supone a los demás y que en el fondo la aterran, y querer ocultar la propia fragilidad bajo un aspecto impecable y envidiable porque prefiere despertar celos y admiración antes que la compasión y la misericordia de nadie?

Porque si eso es lo que significa ser superficial, entonces no me estaba refiriendo para nada a eso.

Mi pelo. Esta mañana. He vuelto a caer. Irremediablemente. Con la plancha. No me odiéis. No me critiquéis. Si hubieseis vuelto del fin de semana con el aspecto espeluznado con el que he amanecido esta mañana, vosotros tampoco habríais dudado en utilizar la plancha. A 230º. No me siento orgullosa. Pero me ha quedado tan bonito, liso y sedoso, que no me arrepiento de nada.


¡¡Feliz semana!!