miércoles, 11 de febrero de 2015

Achuchable

- Comprarse un jersey furry (en espanish, tipo peludo, mmmm)  muy muy muy suave de un color rosa pastel adorable. (¡¡Era tan cute!! Me habría echado encima y arrebujado en todos esos jerseys furry si no fuera ilegal).
- sólo de vez en cuando para no manchar ni estropear ni tener que lavar demasiado el furry (el tipo peludo). En ocasiones especiales. O en días que no tienen absolutamente nada, nada, nada de especial, por ese mismo motivo. 
- Parecer de repente un osito de peluche gigante de color rosita y ser totalmente consciente de ello.
- Adoptar la personalidad de un osito de peluche gigante de color rosita. 
- Sonreír mucho, estar de buen humor, aportar calor y dejarse achuchar todas las veces que haga falta por eso de estar tan suave.

Este miércoles ha sido pfff, ¡¡el bueno es el de la semana que viene!! Mmmm... Vamos a necesitar un montón de achuchones.