viernes, 16 de enero de 2015

Un océano de nubes

8:49. A mi espalda un tímido sol encendiendo el horizonte. 

Delante de mí, sobre las sierras que dominan mi camino, hay un océano de nubes negras y grises que anuncia la noche en día, un océano estriado de olas estáticas hecho de un aire opaco amenazando con el apocalipsis.

Y yo en mi coche minúsculo, estoy a punto de precipitarme en ese mar de tinieblas y sin embargo sonrío.