domingo, 21 de diciembre de 2014

Solsticio de Invierno

Llamémoslo Yalda, Yule, Saturnalia, Janucá, Navidad y un largo etcétera de nombres. Esta será la noche más larga del año. Hoy el sol se pondrá antes que de costumbre y tardará más que de costumbre en salir. Para la humanidad, la noche más larga fue también la más oscura, la más temida, la que fuera codiciada por el mal mucho antes de que hubiera dios, una noche de vigilia cuyas horas que preceden el orto son las más gélidas. Y nadie habría de aguardar nunca otro amanecer como el de mañana, pues muchos fueron los que desvalidos temieron, durante sus largas horas, justo antes de que despuntaran los primeros rayos del alba, que la noche fuera retenida, o que simplemente se dejara seducir por el mal y no quisiera volver a ceder su lugar al día jamás, sentenciando así el final de todas las cosas.

Pero no. El corazón de los hombres es más negro que todas las noches. Por la mañana la noche dará paso a un nuevo día. A partir de mañana, los días volverán a alargarse poco a poco. En los albores del invierno, esta será la noche que anuncie el fin del reino de la oscuridad y por ende, como fue celebrado desde el principio y mucho antes de que nadie se acuerde, un renacimiento nuevo, un nuevo comienzo.


¡¡Feliz solsticio!! ;))