miércoles, 24 de diciembre de 2014

La mañana de Nochebuena II

Y cuando creía que lo tenía todo controlado, y que me iba a pasar la mañana y parte de la tarde tocándome- rascándome la barriga,  entonces surge el compromiso de última hora. 
- ¿Qué le llevo al chiquillo?
- pfffñmfffgrrrrffff... No sé yo. Uuufff. ¿Ropa? ¿Un juguete? Yo le he comprado un juguete, que ya ves tú, con lo pequeño que es ni se entera, la verdad, no. Es muy pequeño para un juguete. Nooo- sí. Es lo que le voy a llevar. Un juguete. Se lo compramos ayer. Lo tengo ahí de hecho.
- ¿Puedes ir tú y comprarle algo que aquí no hay dónde comprar de nada?
- pfffñmfffgrrrrffffesquejoool- vale. 

Y por qué he dicho "vale"??? Por qué??? No. Aprender a decir que no desde ya. "Vale" significa pensar el regalo adecuado con el presupuesto "elquetúveas" adecuado, buscar la tienda adecuada y hacer colas quilométricas llenas de gente estúpida que se espera hasta el último minuto para los regalos de última hora. No pretendo ofenderos pero es que os la traéis un rato. No, perdón, a mí no me miréis, yo hasta esta mañana lo tenía todo controlado así que no, no formo parte de vuestro grupo. Estoy aquí por tonta y por no saber decir un simple "no". Porque claro, que mejor que esperarse al último minuto para recordar que había que hacer un regalo pfffñmfffgrrrrffff!!! Cuánto resentimiento, y qué mala follá. Dios mío. Joo...

Y aparte me he acordado de que el sábado tengo la comida anual, bueno realmente esta es la segunda vez que nos juntamos en dos años, no está mal, de la familia de Papá ("los capaores") y no conocéis a mis primas y a mis tías, uuuhh, que no me queda más remedio que ir guapa, o sea arreglada, así que voy a echarme el tinte, no puedo postergarlo más, tengo unas greñas, horribles, rubio claro dorado, sí, definitivamente, así que con vuestro permiso voy a intentar despegarme del portátil, dejar los grupos whatsapp, apagar los crímenes imperfectos de la sexta y hacer algo de provecho!!

Mi gozo en un pozo, ainsss....

¡¡¡Feliz Navidad!!!