miércoles, 3 de diciembre de 2014

in:spam

Pues nada, que resulta que desde hace dos días me están mandando emails desde el california job department punto com para informarme de que puede que sí tengan el job ideal para mí. The truth (la verdad) es que mi primera reacción fue mandar ipso facto (iso fasto) el mensaje a la bandeja de spam para then (acto seguido) proceder a su exploración por la creencia popular de que la bandeja de spam es algo así como la cámara aséptica donde poder manipular con guantes quirújicos dichos mensajes (¡equilicuá!). ¡Ojo! que no he explorado ningún link (aún) pero sí que he buscado dicha agencia (department) por la red y parece darme ciertas garantías de seriedad. Incluso he buscado Pomona. Es una ciudad cerca de Los Ángeles. Suena a mona, sólo puede ser fabulosa. Y claro si a esto le sumamos que el otro día me mandaron ofertas desde los USA de seguros de coches en dólares, bastante más económicos, pues casi que he empezado a soñarme en mi Cadillac (porque no hay coche más americano que un Cadillac) por Pomona, y como me sigan tentando, con la poquita fuerza de voluntad que tengo... en fin...