domingo, 28 de diciembre de 2014

Ebay. Epílogo.

Escribo este mensaje no tanto por el interés mediático que haya podido generar como para tranquilizar a quienes hayan sufrido conmigo el azote de las pujas. 

Finalmente a última hora de ayer, me sobrepujaron quedando mi objeto de deseo tasado en 157,50€. A punto estuve de ponerme en contacto con el pujador para advertirle de que se había dejado engañar por el número de pujas y que después de consultar varios comparadores de "objetos de deseo de segunda mano" el margen de posibles ganancias en el caso de querer seguir especulando con el susodicho era tan escasamente pingüe que se lo acabaría comiendo con patatas. Pero desistí cuando me di cuenta de que su fatal error era mi redención y que me acababa de quitar un peso de encima de los llamados "tontos". 

Cerré ipso facto la sesión del Ebay, primer paso ineludible hacia la eliminación definitiva de la cuenta, cosa que por otro lado no tardaré en hacer para evitar futuros probables entuertos, que yo me conozco y olvido pronto.



Ahora toca disfrutar del domingo,

¡Feliz día a tod@s!