sábado, 27 de septiembre de 2014

Los "based on a true story"

Hoy estoy mejor. Sonrisa. Me queda un poco o un mucho de esta tos ronca y seca pero es sólo molesta. Me gustan los sábados de lluvia donde el tiempo es el pretexto perfecto para estar todo el día metida en casa sin hacer nada especial. Ha llovido en estos últimos días más que en todo el otoño pasado. 

Y lo que me gusta todavía más son las tardes de sofá, manta y un "based on a true story" a la hora del café. He sido fiel a los "based on a true story" desde la primera vez que vi uno. Actores de segunda o de tercera, rostros que se pasean de telefilmes en telefilmes o rescatados de series televisivas olvidadas, nada de efectos especiales ni de grandes presupuestos, argumentos repetidos hasta la saciedad, historias truculentas con gente execrable de por medio, una calidad que se va mellando década tras década, y sin embargo, 
SOY FAAAAAN!!!! 
incondicional.
Se trata de una de esas contradicciones cósmicas.

Sí. ¡Definitivamente, podemos admitir las tardes de sofá, manta y un "based on a true story" en el apartado #pequeñosplaceresterrenales!

Pero lo mejor de todo es cuando justo antes de  que empiecen a desfilar los créditos finales me ponen lo de:

this film is purely fictional. Any similarity to real life persons, places and actions is purely coincidental.

Y entonces gozo brutalmente! Es brooooma!

Feliz sábado!!