jueves, 18 de septiembre de 2014

De derechos

El tropezar una y otra y otra vez incansablemente con la misma piedra es un derecho inalienable de todos.

Además es un espectáculo singular que me ha acabado resultando incluso divertido.

Feliz jueves!!! ;))