jueves, 24 de julio de 2014

Micropensamientos de verano II

Ese ser tenía la sensibilidad poética de una gamba. (19-7-2014)

He descubierto dos palabras fabulosas. Némesis, la justa cólera, la venganza que surge de la injusticia. Catarsis, eliminación de recuerdos que perturban el equilibrio nervioso.

Así que, némesis o catarsis. ¿?

Feliz luna de miel. ;P

¿Hay algo más desalentador que empezar a leer un libro, llevar 50 páginas y no ver el momento de acabarlo? Aburrido y previsible. En algunos trozos con personajes tan familiares que me asquea. Lo he intentado. No he podido. Ha vuelto a su rincón esta vez para siempre.

Y nada tiene que ver que quiera empezar con desesperación mi nuevo wallander.

El viento vuelve a hacer acto de presencia. Después de toda una semana.



Los domingos eran el día en el que las playas se cubrían de jaimas y de gente con cañas de pescar, cumpliendo así con la tradición  ancestral de acotar territorios. (20-7-2014)

Un domingo más, la playa se estropeó.

"Tenías que ser tú". No estoy para pelis pastelosas ni romanticonas porque no creo en el amor y sin embargo me la estoy tragando. Otra vez.



Había veces en las que parecía que de tanto aire como nos soplaba el mar estando en la orilla nos asfixiaría;  era un aire fuerte, denso y puro de oxígeno que me resultaba imposible respirar a pleno pulmón sin sentir que me ahogaba con él. (21-7-2014)

No hay veranito sin serie tv que se precie. O varias. O cuatro.

Serena y confusa. Con mucha hambre.



Más confusa que ayer pero menos que mañana. (22-7-2014)

Son los recuerdos del verano pasado los que me confunden. Me hacen creer que nada ha sucedido entre el ayer y el ahora. Y sin embargo todo sucedió entonces.



530 km en diez horas. Cansada. (23-7-2014)

"Por lo menos él publica libros". Touchée et coulée.

Pensar pensar pensar - sonrisa- pensar pensar pensar -mueca- pensar pensar pensar -ceja alzada- pensar pensar pensar -…

Exponer mis teorías sobre las conspiraciones del tabaco, el aire acondicionado y la gasolina a la vuelta.

Empiezo a tenerles fobia a mis fobias. Y eso me produce ansiedad.

A puntito de quedarme sin gasolina en mitad de la autovía por buscar una gasolinera que no fuera autoservicio. Infructuoso.

Se ahorran un trabajador y la gasolina cuesta lo mismo.

Echándome gasolina en Campohermoso con el surtidor en la mano he pensado que era lo más cerca que había estado nunca de tener pene. 



Ha amanecido temprano, con la neblina de los sitios de mar y con olor a lluvia. Me gusta. Simplemente. (24-7-2014)

Mi segunda vocación era la de policía. ¿Me imagináis? Habría sido uno de los buenos.

Y cuando estuvo segura de estar sola, se puso a bailar, por lo de que quand le chat n'est pas là, les souris dansent.

C'est alors que la souris s'aperçut que le chat n'était peut-être pas parti. Mais c'était pourtant impossible.