viernes, 6 de junio de 2014

De reinas, princesas...

... y eccehomas.


Sonrisa enorme. Ganas irresistibles de echarme un rato.

Ma questa sera, me ne vado a passare il fine settimana alla spiaggia. Decisissimo!!!

Así que me echaré en otro momento porque antes de irme quiero contaros.

Que acabé la noche limpiando a las casi 2 de la mañana con taconazos y cristasol la luna del chófer de mi coche que lleva mi marido al curro, en mitad de la calle claro. 

Ese momento en el que te vas a subir al coche toda mona tú, arregladita, maquillada e incluso enjoyada (pero el collar me lo quité en el último segundo, por el aspecto a perra que me daba, de las perras de compañía quiero decir, mascota aaaahhhhh) y de repente te percatas con ESPANTO!!!QUÉ HORRORRR, PERO ESTO QUÉ ES????  que el cristal es un homenaje a la mala baba humana todo lleno como está de escupitajos!!! Pero qué ser inmundo, cobarde y vengativo puede emprenderla de esa manera y siempre con el mismo pobre coche, o sea el mío!!! Cuánto odio, Dios mío!!! Pero el boomerang, cuando vuelva el boomerang, no necesito desearte nada malo a ti que has escupido encima de mi coche porque cuando vuelva el boomerang que has lanzado, lo vas a flipar!!!

ASCO, ASCO, ASCO, no es la palabra, cualquier palabra se queda corta para describir lo que siento por los escupitajos ajenos (aunque yo tengo un manejo acceptable en eso de escupir, lo admito). Pero acabo de pintarme las uñas, son las 20:22 y he quedado a las y media. Sí. Bueno. Son sólo 20 kilómetros. Dichoso collar de perro. Imposible pararse ahora a limpiar el estropicio.

- ¿El coche lleva gasolina???
- La suficiente para ir y volver.

Subo al coche. Última raya antes de la reserva... ???????? En serio que tengo suficiente para hacerme cuarenta kilómetros??? Y si por algún casual tengo que echar por la rambla de madrugada, pongamos porque me persiguen no sé marcianos, maleantes, cacos, lo que sea que me pueda perseguir y me veo en la tesitura de tener que hacer más kilómetros de la cuenta??? Sabéis que no hay ni una sola gasolinera abierta a esas horas que no sea la de mi pueblo, que claro está, si llego hasta la gasolinera de mi pueblo ya no necesitaré gasolinera porque habré llegado?

20:23. ¿Izquierda o derecha? ¿Izquierda o derecha? ¿Gasolinera o me la juego???? Ok. Gasolinera. 

21:30. Señores, la función dará inicio dentro de cinco minutos. Rogamos tomen sus asientos y apaguen sus móviles. Gracias. Y así lo hacemos la tropa, o tropel según se mire, que somos todos maestros educando y bien enseñados. En serio. No conozco ningún otro colectivo que se porte con tanta educación como el de maestros y profesores de secundaria cuando se hallan fuera de las alambradas escolares. Y me encanta!!! Soy muy feliz. Me siento como Cenicienta. Me han sacado al teatro. Es una nueva sensación tan rara como placentera. Me siento genial.

21: 40. Pero qué espanto de vocabulario!! He contabilizado diez puta maleta y unos veinte gilipollas!! Pero dónde me han traído Dios mío????

21: 55 (más o menos. Carecemos de referencias celulares para averiguar la hora que es.) Me estoy riendo como no me he reído desde la última vez que me acuerdo haberme reído porque en el fondo soy de las que se ríen mucho. Me río tanto que no me doy cuenta de que soy la única que se está riendo. Pero es que el sketch del boomerang es demasiado bueno. Y con unas referencias temporales tan cercanas es que me meo!!

23:35. Cuando acaba la obra, salgo con el corazón contento, de eso que sabes que has asistido a un trocito especial de lo que llaman humanidad, con unas actorazas que más quisiera el Almodóvar contar con ellas, todas mujeres, increíbles, grandes, fabulosas, espectaculares, artistacas, unas pedazos de mujeres que están moviendo la colita encima del escenario (literalmente, al son de a mover la colita)!!!


2:00 menos minutos. Estoy en mitad de mi calle ahora en silencio y con todos los vecinos en su enésimo sueño armada de mi flusflus para cristales, con la mano envuelta en un montón de servilletas, porque me niego a que ese producto sui géneris pueda tocar un milímetro cuadrado de la piel de mi mano, frotando subida a mis tacones la luna de la puerta del piloto de mi coche.


7.30.
- LLevabas el cristal lleno de escupitajos.
- Jajajaja!! Serán los críos. Ahora aparco cerca del cuarto de baño de los críos y se ve que han fichado el coche.
- Pues maldita la gracia. Le dices de mi parte que son unos guarros.
- Me buscaré otro sitio para dejarlo. Qué joíos!!!
....



Feliz finde y gracias al grupo teatral de La Tarambana por ser excepcionales, grandes, geniales y hacerme disfrutar tantísimo anoche con su humor ácido y su crítica mordaz. Gracias. Sois increíbles!!!