viernes, 7 de febrero de 2014

Talento

Quisiera aprovechar esta ocasión que se me otorga para destacar mi inmensa capacidad para ponerme a escribir sobre penas y tribulaciones propias y arrancar casi ipso facto un chorro de lágrimas por todos los poros de mi ser con toda la parafernalia de mocos y sollozos. 

Soy al auto-llanto lo que otros a la eyaculación precoz. Impresionante. En este caso, podríamos hablar de talento.