sábado, 25 de enero de 2014

Master chef (III)

Elaboración de la panna cotta:

INGREDIENTES PARA 4 RACIONES:
  • 500 ml de nata
  • 500 ml de leche
  • 100 g de azúcar
  • 12 g de gelatina (2 hojas)
  • 1 vaina de vainilla ó 1 cucharadita de extracto de vainilla

(Fuente: receta de la panna cotta here)

 Entre las muchas cosas a las que me cuesta en mi día a día enfrentarme por temor a fracasar (o volver a fracasar) estaba la gelatina. Así que me sorprendió,  aunque viniendo de mí tampoco del todo, que quisiera prepararles panna cotta. Y como cuando se me mete una idea culinaria en la cabeza si no la llevo a cabo se convierte en obsesión, no me quedaba más remedio que hacerla sí o sí. Sí. Lo admito. Si pusiera la misma obstinación que pongo en la cocina en otras cosas supongo que otro gallo me cantaría.

Seguí los pasos concienzudamente. Metí dos hojas de gelatina en agua fría. Calenté la leche y la nata a fuego lento para que el azúcar no se pegara. Le eché media vaina de vainilla abierta por la mitad. Y cuando estaba lo suficientemente caliente sin llegar a hervir, le eché la gelatina que literalmente se fundió conforme entraba en contacto con el líquido caliente. Eché la crema en siete cuencos pequeños y esperé a que cuajara. Y esperé. Y esperé. Y me olvidé de la panna cotta y cuando me acordé de ella, volví y esta seguía igual de líquida. Y pensé que si yo lo había hecho todo correctamente, era la gelatina la que volvía a burlarse de mí. Pensamiento que respondía a los fundamentos de la lógica más aplastante. Y entonces, al coger la bolsita de las 12 hojas de gelatina de 20 gr de peso, me sentí la mujer más inteligente del mundo.

Proportionnalité... En fin...

Lo positivo es que he logrado superar mi trauma con la gelatina!! ;))

Bon weekend!!

(NB: Si sois de las mías, la cosa tiene solución. Volved a calentar el mejunje sin que llegue a hervir y echadle todas las hojas de gelatina que os queden. Funciona!! ;)) )