miércoles, 1 de enero de 2014

Año Nuevo Misma Resaca

Un año más y seguimos con los mismos rituales y tradiciones.

Llegar a casa y empeñarse en acostarse tarde, por querer hacer lo de siempre, o sea por tontería, no hay programación en la TDT más patética que la de Nochevieja. Lejos quedan aquellas noches del Coloso en Llamas o de Lo que el viento se llevó. ¿Qué pasa señores programadores? Espero que la estén pasando bien puta con la resaca de hoy, para vosotros  mis mejores deseos para este año.

levantarse al día siguiente a la misma hora, por costumbre. Ahora mismo soy como una niña chica, con mucha hambre, más de la que he tenido en toda la Xmas y sueño, mucho sueño. Qué manía con empezar el año hecho polvo, para variar, un Año Nuevo más. Pero una cosa me consuela. Mañana no curro. Sí, lo sé, es un pensamiento muy positivo y que me llena de orgullo. 

oír el concierto de Año Nuevo de la Filarmónica de Viena, sobre todo la que tocan siempre al final, que creo que es la marcha Rasiski. El tío que dirigía la orquesta este año estaba un poquito "pallá". En fin, era complicado innovar, ese mérito no se lo quito. Lo mismo habrá que ir pensando en hacer lo mismo en esto de celebrar el Año Nuevo el año que viene si Dios quiere. Esta tradición, la del concierto, que mola bastante la inauguramos hace muchos años, mucho antes de la maravillosa etapa de la maternidad e iba normalmente acompañada de la elaboración de una sopa de arroz, único reconstituyente eficaz anti-resaca. Desgraciadamente, ya no queda margen ni para peli chula de Nochevieja ni para resaca de alcohol. Programadores, os tengo en mis pensamientos.
¿Y cuánto costaría asistir a un concierto como ese?

ir de visitas varias cuando uno tiene chiquillos. Cuando uno no los tiene parece que no haya prisa por darle el coñazo con las susodichas. Y es que alguien tuvo la brillante idea de inventarse las celebraciones postNochebuenivieja para matar a dos pájaros de un tiro: aprovechar las sobras y ver a los querubines, obviando el porculo que se le da a los papis. Mi alternativa, mucho más inteligente de dosificar a partes iguales hidratos de carbono, sofá, manta y pelis chulas (lo tengo clavado en el corazón), ha sido rechazada un año más. 


En conclusión, mañana nos recuperaremos pero lo que es hoy!!

A todos los que me siguen leyendo, un besito, y a los demás también!

FELIZ 2014!!!