miércoles, 20 de noviembre de 2013

Sonrisa

A veces, no siempre, pero sí de vez en cuando, a una noche horribilis le sigue un día no tan horribilis.

Y a veces basta una palabra, o dos, para poner una enorme sonrisa en la cara.

¡Buenos días! ¡Ja! :))