jueves, 10 de octubre de 2013

Fue curioso...

verlos a los dos juntos, ella agarrada a su brazo. Vivitos y coleando. Pasamos con el coche justo a su lado y de repente me dieron ganas de decirle a mi marido que detuviera el coche para bajarme e informarles que era absolutamente aberrante que estuvieran paseando de aquella manera.

Sí. No sabría muy bien explicarla pero es una sensación realmente extraña ver a alguien al que has matado en una ficción, vivito y coleando.