lunes, 23 de septiembre de 2013

La Sainte Nitouche

Sí. Hay cosas que nunca veré venir, algo parecido a lo lejos a lo que le pasa a la de la famosa tesis de Nancy y que siempre me harán sentir como una guiri en mi tierra. El momento "uy, cuando me dijo la monja que habían encontrado a una chica muy de haber dado catequesis de toda la vida y muy de ir a misa de toda la vida  y te vi a ti, pensé sí, con las juergas que se ha corrido esta, ¡cómo no haya sido catequista en Francia!" (risas enlatadas)

No sé muy bien de dónde sacaría aquella historia la monja. De mí seguro que no. Nunca mentiría a una autoridad religiosa o de cualquier otra índole. Cuando se trata de no decir la verdad, me callo, sonrío complacientemente y alzo los hombros y que el otro lo interprete como quiera. Que yo sepa eso no es mentir. Simplemente es no decir nada. Pero lo de mis juergas sobraba, ¿no? A San Francisco de Asís lo criticaban acaso??? No??? Aparte de eso, está la famosa parabolilla del niño pródigo! No la conocemos todavía? Sí???? Y qué enseñanzas sacamos de ella??? Al parecer el aplicar la teoría a la práctica nos cuesta un poquito!!!

Ah perdón. A lo mejor es que hay que postular a beata del año para poder dar catequesis. Ah perdón. A lo mejor basta con ir meando agua bendita por las esquinas para poder dar catequesis. Ah perdón. Que alguien por ir de "sainte nitouche" por la vida es mejor candidato que yo a todas todas.

No! En serio????

Bueno, yo al menos entiendo las parábolas que cuenta el cura e incluso las sé leer. Oh oh oh!!!


Perdonad esta mezquindad pero uuuffff, a veces se me hace muy complicado vivir en estos entrañables pueblos. Ahora mi duda es saber para cuántos desayunos de madres ociosas y hartas de practicar el tocachochismo habrá dado mi juventud más bien normalilla. (Lo que no era normal era lo otro!!!) Y eso que no saben de la misa la mitad.

Ay, si yo hablara la mitad de las cosas que me cuentan en el momento en el que me las cuentan, a más de una se les caía el rostro.

Pero eso nunca lo haría una buena catequista.

Buenas tardes,