martes, 17 de septiembre de 2013

Happy days!!!

Como aquella fantástica serie que no llegó a emitirse en España (y así les ha ido a los espanish), pues así estamos!!! Bueno, estoy!!! Muy muy happy!!! Entiendo que la felicidad propicia un estado de rotunda imbecilidad rozando la vulgaridad que no favorece para nada la creación literaria. En absoluto. Exceptuando el caso de los cuentos de Gloria Fuertes. Y no estoy diciendo que su literatura sea vulgar o imbécil, sólo que reboza felicidad y alegría y me encanta!!! Así que entended mi silencio administrativo de estos días. No me gusta parecer imbécil. Pero es que cuando vi mi horario ayer pensé, Dios mío, graaciaaasss!!! no sé si me lo merezco o no, pero siento una enorme gratitud, porque eso de dar y dar y dar está muy muy requete, pero cuando recibes, es waaauuuu, y de pronto el año pasado con toda su mierda ha quedado definitivamente desterrado, borrado de un plumazo y tengo muchas ganas de hacerlo bien no, mejor este curso!!! Estoy tan happy que no logro dejar de sonreir, lo cual en mi profesión puede llegar a ser contraproducente en muchos casos, pero buuuuueeeehno, todos los males sean  sonreir, ¿verdad? Y ahora está tronando, ¿y qué? ¿Lluvia? Eso es genial!!! A eso me refiero por estado de imbecilidad profunda! No sé si será el karma o un mini giro de mi rueda, porque bien dice el refrán arranque de caballo, parada de burro, pero ¿por qué no iba a ser este un buen año? No lo sé. No creo en la felicidad absoluta ni eterna, pero ¡por qué no esforzarse por serlo aunque sólo sea una mieja! Y "de mientras", a disfrutarlo.

Estoy pletórica, estoy cool, estoy guay!!!

PD: no quiero desaprovechar esta ocasión para darle las gracias al karma por oír nuestras plegarias de que queríamos que nos mandaran más chicos jóvenes al centro. Que quede claro que la intencionalidad no era para nada concupiscente. Es una cuestión meramente estética. Así que una vez más, gracias!!!!