domingo, 8 de septiembre de 2013

En stand-by

Diagnóstico de un domingo gris: Plof.
Irrevocablemente plof.
Total inapetencia hacia el todo y la nada.
Lemas del día. "Me da igual" y "No quiero".
Repaso mental de cada uno de los puntos tan insignificantes y absurdos que no pienso exponerlos aquí y que contribuyen hélas a un hundimiento inexorable.
Jamás lograré estar lo suficientemente preparada para enfrentarme a un nuevo comienzo.
Simplemente ocurrirá que con el paso del tiempo, por rutina y repetición, controle la situación.
Salir corriendo no es una opción.
Volver atrás no es materialmente posible.
Hacerse una bola y aguantar.
No queda otra.