jueves, 15 de agosto de 2013

The Purge II

El truco para ver una peli como esta es hacerlo en dos tiempos.

Primero la pongo. Vale que casi todos rezonguen, pero estuve a punto de verla en el cine y quiero saber a lo que me habría expuesto  así que la pongo. Mi madre  me advierte de que a ella le produjo fuertes dolores de barriga, pero son las cinco de la tarde, estoy rodeada de mucha gente, tengo el mando, me siento fuerte. Mi hermana sigue siendo inmune. Como siempre.

La pongo hasta que el cuerpo, el estómago y la cabeza aguanten tanta tensión. Lo cual ocurre durante unos 13:45 minutos aproximadamente.

Entonces ante el primer grito de espanto y el primer síntoma de agobio lo quito precipitadamente y pongo el divinity. El divinity siempre me relaja. Uy mira, las casas de David y Hillary. Y este episodio apenas lo han repetido unas cuatro o cinco veces. La última casa que les van a enseñar es maravillosa y sólo cuesta 850.000$ canadienses??? Pero cuánto dinero gana esta gente???

Entre comentarios y comentarios empiezo a preguntar acerca de la peli que me he dejado a medias. Bueno. Casi. Y poco a poco voy captando la esencia de la peli, bueno realmente acabo enterándome  de quién es el bueno y quién el malo y quién vive y muere que es lo que de verdad me interesa.

Y entonces me enfrento de nuevo a la peli y es cuando me doy cuenta de que ya apenas me da miedo. Que me he cargado toda la esencia, no hay lugar a dudas, pero he logrado el objetivo que era ver la peli y no siento ni una mieja de remordimiento!!!

Buenos días!!!

PD: purge, n. Engl. trad. al esp. purga.
Purga: (def. seg. DRAE) n. fem. lavativa.
No, en serio, ¿no había otra forma de llamarla?