lunes, 1 de julio de 2013

Tareas veraniegas

No he olvidado mi libro. Todo este tiempo lo he tenido aquí metido. Me ha llegado a incomodar en muchas ocasiones pues no ha dejado de recordarme nunca que lo tenía abandonado pero que él seguía aquí.

Sin embargo, lo que no sabía él es que esperaba este día para volver a él.

He empezado a leerlo de nuevo. Y me he traído lápiz y papel.