martes, 23 de julio de 2013

Farolillos

Hay tres tipos de tetas que te puedes encontrar en la playa: las tapadas, las morenas y los farolillos blancos.

He de admitir que pese a desarrollarme en plena edad crítica en un país tan adorablemente liberal como Francia donde la mayoría de mis friends practicaban el topless y que mis padres nunca se opusieron a su práctica, la fuerza de la gravedad me hizo pronto desistir del mismo. Así que yo soy de las que van tapadas. Y de hecho, puesto a quitarme una prenda me resultaría más práctico andar sin bragas que sin sujetador. Algo así como el bottomless. Quién sabe si alguna vez se implanta esa moda.

Luego y en orden de lista, están las del pecho moreno, las que nunca gastaron un euro en el top de un bikini, las que lucen con orgullo sus pechos de siempre y en toda ocasión sin importarles nada ni nadie en absoluto. Y esas chicas me encantan.

Y por último están las de los farolillos blancos. Las que aprovechan que están a seiscientos kilómetros de sus amigos, vecinos y familiares para enseñar las tetas, lo que se dice actuar con lejanía y alevosía. Y además están pendientes de si todo el mundo les está mirando los farolillos! Cómo no os los vamos a mirar si brillan como faros resplandecientes en mitad de la noche con la luz del sol reflejándose en tanta blancura!! Qué no harán cuando se encuentren a 1200 km... ahí lo dejo...

Buenos días!!!!