martes, 2 de julio de 2013

De pico, llaves y branquias.

Quince días de jefatura.

No te das cuenta de lo mucho que hace la otra persona hasta que te encuentras sola ante el peligro de dos enanas en plena efervescencia veraniega y muy descansadas . Que casi se levantan a las 11. Que no que no! Que se acostaron a las 12!!!

- Isa, que no saltes encima de la cama!... Isa, no saltes!... Isa para!...  Isa baja!... Isa no saltes!... Ahí va la hostia como se ha clavao el pico de la ventana en toda la espalda... Claro que duele cariño, pobrecica mija... Ay mi niña, ay ay ay!!!

Y esto antes de las 12.

Mar levantada. La mayoría de las playas de Mojácar tienen la característica de ser difícilmente aptas para el baño en condiciones normales. Hondas. Piedras. Rocas.  Corrientes. Oleaje. Imaginad ahora cuando está levantada.

- Venga niñas! Para paliar la ausencia de papi que os quiere mucho, no lo olvidéis, papi siempre os querrá, sólo que es jefe de estudios,  vamos a hacer algo different. Vamos a subirnos al coche playa (el mío) y vamos a buscar una playa donde bañarnos. Okis???

Y allá que vamos, con la crema ya echá, con lo mínimo puesto y metido en el coche, buscando lo único que le pedimos a una playa. Ni chiringuitos. Ni duchas. Ni baños. Ni arena. Ni música. Ni gente guapa. Ni farafashions. Ni postureo. Ni postal. Sólo queremos bañarnos!!!!

El espigón del hotel Indalo. La única posibilidad que veo. Está todo levantado. Increíble que julio se parezca tanto a agosto. Y agosto se hará julio. Y entraremos en septiembre asándonos de calor. Como el año pasado.

Por fin la playa. La última de todas. Luego sólo está Macenas. Hay gente bañándose. De hecho es de las pocas playas donde se ve gente. Aparcamos fácil. Descargamos las cosas. Allá que vamos.

Si pensáis que meter una sombrilla por primera vez es fácil desengañaos. Es difícil de cojones. Dar vueltas y más vueltas pensando que la estás metiendo pero que sólo se haya metido un poquito y que no haya forma de hincar el palo para que quede tieso,  y seguir dándole vueltas sin muchas esperanzas mientras una se te engancha de la cabeza para desatarse las chanclas y la otra no para de repetirte lo bien que lo hace papi poniendo piedras alrededor... buena idea lo de las piedras. Funciona y todo!!!

Las llaves. Dónde están las llaves del coche. He perdido el contacto visual unos minutos. Durante la operación sombrilla. No puede ser. Dónde están?? Niñas ¿habéis visto las llaves? Estaban aquí. A ver si las he metido, pero no, si las he dejado encima de la arena. Ha sido la mejor idea que he tenido en todo el día, estoy muy muy orgullosa de mí misma  en ese momento. Ya he abierto cerrado e inspeccionado cuatro veces los bolsos neveras bolsillos que traemos y nada. Y claro. Tampoco me he traído móvil (mi wiko no va a la playa, me niego) sino el despertador de casa. Ni llevo dinero. La cartera está en el coche. Miro las sombrillas alrededor de mí. No tienen pinta de estar muy por la labor aunque parecen divertirse con nosotras. Controlo con facilidad el tono de voz. Nunca panico antes de haber agotado todas las vías. Además están las niñas. No hay que asustar a las niñas. Así que me pongo a hacer lo único que queda por hacer. Escarbar como un perro alrededor de la sombrilla. Literalmente. Hasta que!!!! Las llaves!!!! "Mecagoenlahostiaputalamierdalasllaves @#&€&%&''*5©$®$$^¥[["

Ya lo he dicho. No panico hasta el final. Pero ahora bien cuando me relajo, exploto!!!

Ahora estamos en casa. Todo bien. Pero estoy muerta. Es lo que tiene dos horas de agua seguidas. ¿Y cuánto tiempo dice usted que llevamos de vacaciones???

Bises!!!