sábado, 29 de junio de 2013

Histórica

El curso de los acontecimientos siempre sigue una trayectoria lógica y previsible. La única incógnita que queda por despejar normalmente es el detonante de esos acontecimientos. Desgraciadamente en la mayoría de los casos este descubrimiento se realiza a posteriori. Cuando ya todo ha sucedido. Lo que hace que irremediablemente la historia se repita. Sin posibilidad de detenerla a tiempo.