viernes, 14 de junio de 2013

De vicios y viciosas.

Todo empieza el martes, un martes gris de sofoco, cuando recibo una petición para aprobar un comentario a mi blog procedente directamente de Lima. Bueno no. Realmente todo empieza el lunes cuando.. No porque el lunes fue cuando recuperé el texto y entonces tardé mi tiempo en retocarlo, así que tuvo que ser el martes, pero entonces, si fue el martes cuando lo publiqué, cómo le dio tiempo a leerlo y a mandarme un mensaje de Lima y a mí a contestarlo. Contando con la diferencia horaria, puede que me mandara el comentario a aprobar incluso antes de que publicara la entrada... Es un misterio...

Estábamos pues a martes en el momento en que recibo ese comentario justo a la entrada de la que más me he sentido orgullosa en toda mi vida bloggera,  de una chica que se hace llamar no sé qué de cat pidiéndome enlazar mi blog a su web a cambio de enlazar yo su web al ídem.

Ô cuán dulces me parecieron aquellas palabras a mis oídos tan sedientos de alabanzas! No podía parecerme más que el merecidísimo tributo a unas letras exquisitas.

Misiva urgente a Lima, casualmente como mi Santa, agradeciendo efusivamente el interés mostrado hacia mi blog.

Respuesta casual al día siguiente pidiéndome lo normal en estos casos: enlace, banner, descripción. No quepo en mí de gozo, y póngome a la tarea ipso facto llena de satisfacción. Pero intrigada como me hallo por conocer a mi admiradora que por otra parte no para de llenarme sus mensajes de besos, le sugiero que me mande ya el enlace a su web pues estoy ansiosa por descubrir quién es esta mecenas virtual dispuesta a vanagloriar mis atributos literarios. Sin lugar a dudas, debe ser una web llena de desconocidos talentos como yo dispuestos a reivindicar su sitio en esta vorágine global.

juegos de chicas online punto com.
Sí.
Esa es la maravillosa web que la gatita pretende que enlace en este mi templo. Pues no he penado yo nada hasta llegar hasta aquí. Es extraño ponerle una cara al spam. Para mí antes de esto, me figuraba al spam como una macromáquina computadora de las de antes con muchas teclas de colores que se van iluminando intermitentemente. Y de pronto el spam es humano y tiene nombre de chica. Es raro.

¿Decepcionante? Un poco. Pero lo que fácil viene, fácil se va. 
 
Rememorando a mi querido Walter White he estado tentada de preguntarle cuánto se gana con esto y de proponerle que vayamos al 50% si sigue interesada en "mi blog". 

Al fin y al cabo, todos tenemos un precio. Más o menos alto, pero todos tenemos uno!!!

Besitos!!!