miércoles, 22 de mayo de 2013

Tarde de faena

No lo he buscado. Ha venido a mí. Ha ocurrido y ahora no tengo más alternativa que enfrentarme a la bestia.


He imaginado la faena de cien maneras distintas. Lo que no quiero es que haya sorpresas. No habiéndolas será más fácil.


Estoy tranquila. Lo que tenga que pasar acabará pasando. Y en el momento preciso. Ni antes ni después.