lunes, 27 de mayo de 2013

Como dijo aquel gurú famoso,

la vida es demasiado guachi para desperdiciarla en gilipolleces.