lunes, 4 de marzo de 2013

¿Por dónde íbamos...?

Mon blog chéri,

Como tú ya sabes, no me gusta escribirte sobre cosas disgusting, pero DIOOOOSSSSSS, qué mierda de lunes. AAAASSSCOOOO no, lo siguiente. Febrerillo loco, en abril aguas mil, y marzo, ¿qué? ¿eih? Joputa marzo, mierda de tiempo, invierno que no se va, todo el día a cara de estaca. Pero fus fus, fuera malos pensamientos. Para una vez que te visito, no quisiera ni sería justo tampoco.


Siento profunda y profusamente el estado de abandono en el que te voy sumiendo últimamente; créeme que pienso en ti muy a menudo, mucho más de lo que podrías imaginar y lamento no poder dedicarte el tiempo que mereces. No obstante como ya te indiqué con anterioridad, el proceso creativo en el que me hallo envuelta no me deja otra alternativa.


Hélas, acudo a ti como paño de lágrimas pues tras un período tan prolífico en creación que parecía inagotable, ayer por la tarde, tras un gélido y/mas o por consiguiente vigorizador puente  de Andalucía de viaje por el extranjero, bueno no, a Antequera, pero muy chuli,  me puse de nuevo a mi tarea. Sí, entre el almuerzo y el baño de las niñas. En mi caso, el tamaño de la cabeza ha resultado ser absolutamente inútil, lo ideal viniendo a ser la bicefalía, como un primo mío que es capaz de escribir, leer, mantener una página literaria a la par que criar a sus dos hijos, trabajar y participar en todos los eventos culturales de la zona habidos y por haber. Y mantener al día su facebook. Hélas hay días en que a duras penas logro llegar a la cena. No sé, a veces tengo la sensación de ser la torpe de la familia. Pero ayer era uno de esos días afortunados en que disponía de un rato libre entre el arroz del almuerzo y el baño de las niñas.


En fin... Puente perfecto, pilas cargadas, abro mi novela (he superado la barrera psicológica de las 40 páginas... sólo me quedan unas 300 para escribir algo con cuerpo... he pensado multitud de veces en el formato guión para Hollywood pero creo que eso sería precipitarme y tomar un atajo) y...


Y de pronto no sé muy bien por qué, con lo bien que me estaba yendo el descubrimiento del cadáver, me veo en la difícil tarea de tener a un grupo de testigos secuestrados en un cuartel de la guardia civil esperando a que un agente de la policía judicial les tome declaración, (en un principio el encargado de la investigación iba a ser un inspector mandado de Madrid pero resulta que si la localidad está en demarcación de la Guardia Civil es esta la que se encarga de la investigación) y véome consultando foros y legislaciones mil en busca de una respuesta coherente y comprensible acerca de la cuestión. Así que después de tres horas de ardua labor investigadora totalmente estéril, decido acudir al recurso fácil y doy a luz a la guapa Julia, una agente de la benemérita sexy capaz de convencer a un ejército de antisistemas de que su secuestro, más bien préstamo, es imprescindible para hallar al asesino. 


Pero si yo quiero tenerlos encerrados en un cuartel por qué no tenerlos y punto porque yo soy la que mando aquí, en lugar de tener a la buenorra de la Julia haciendo un papel totalmente sexista!!! Pregunto!!!


En fin, mon blog chéri, como ves,  esto del proceso creativo no es tan sencillo, y hay días como el de ayer en que una se pregunta si llevará a buen puerto una historia que me tenía tan enamorada hace dos días y que por una chorrada del tamaño de Texas de pronto me resultó tan banal, insulsa y  sin sentido ayer.


Hoy he hecho pellas, dejando a la guapa de Julia en la tesitura de convencer al amigo del alquilado de que ayude a la investigación o de pirársela con un tío rico que la saque de la calle.

Je suis folle??? Nooooon mon chéri, ce qui suit!!!

Bonne nuit!!!