sábado, 9 de febrero de 2013

Etiquetas

Acabo de etiquetar el 99% de las entradas de este blog, el 1% restante siendo absolutamente inetiquetable y me siento como si hubiese hecho limpieza de primavera (obviando que es febrero, claro) en este rincón. Es que llevaba varios días como inquieta sin poder definir claramente la fuente de mi inquietud, y era eso exactamente, ese batiburrillo de entradas y de palabras sin conexión aparente entre ellas.


Sí, creo que la pérdida de tiempo libre ha sido producente. Y es que dentro de mis desórdenes siempre me gustó mantener un orden, o sea que soy lo que el común de los mortales conoce como una desordenada aparente.


Bueno, sigamos pues...