jueves, 26 de julio de 2012

Thierry Jonquet, j'adore!

Debo hacer una parada obligatoria en mi asueto estival para proclamar a los cuatro vientos el descubrimiento de este verano.

Hará algunos meses y leyendo la sinopsis de la nueva película de Almodóvar, tuve curiosidad por leer la novela en la que se inspiraba el manchego. Porque lo admito, desde "Mujeres al borde de..." soy fan de las pelis de Almodóvar, como cineasta es uno de los universales, aunque como persona me parece un ser detestable. Y la historia de "La piel que habito" me pareció (a decir verdad como el resto de sus películas) fascinante. Así que consulta a google, resultado que me da "Tarántula" de Thierry Jonquet, búsqueda en Iberlibro.com y a los pocos días, tenía en casa "Tarántula" y "La bestia y la bella". 

Premier coup d'œil. Editorial desconocida, Júcar (¿no es ese un pueblo de Granada?) negra e inquietante.. Y acto seguido, lo que todos hacemos, lectura de la contraportada:

"Una concentración de horrores que te coloca automáticamente en la pesadilla. Violencia, degradación humana, más violencia en el mundo triangular del cirujano Richard Lafargue, de su amiga Eva y de Alex.... Almas sencillas, si todavía quedan, abstenerse de leer este libro".

Y ahí hice automáticamente stooop! En granaíno, sooooo caballo! Porque me considero si no un alma sencilla, sí sensible, y algo me estaba diciendo en esa contraportada que ese libro no era para mí. El caso es que me acojoné o no me sentí a gusto con ese aviso y dejé los dos libros olvidados en una estantería hasta el otro día. 

El otro día fue ayer. Tenía dos opciones, seguir con Flannery O'Connor (es, que yo recuerde, la autora más deprimente que haya podido leer jamás) o Thierry Jonquet. Sin embargo o por eso mismo, me tiro para el segundo, eso sí, dejándome el plato fuerte para el final. No me atrevo con "Tarántula". Así que empezaremos con "La Bestia y la Bella" pues además la historia de un profe al que se le va la pinza no me es demasiado ajena, creo que podré soportarlo. Y efectivamente, devoro el libro en cuestión de horas, y a pesar del regusto asqueroso no me decepciona para nada, muy al contrario, no sólo eso sino que no logra saciarme y me deja con hambre de más. Así que hoy a mediodía, he empezado "Tarántula" y no me he venido corriendo a mi blog hasta no haberlo acabado. Lo dicho, de esos libros que descubres y quieres proclamarlo a los cuatro vientos. Me ha superado, un planteamiento tan sencillo como genial, un auténtico descubrimiento que no me ocurría desde hacía tiempo. 

No desvelaré nada más, y aconsejo a cualquiera que no trate de buscar un resumen del libro que pueda delatar cualquier detalle de la trama. Simplemente que lo lea. La única decepción ha sido para mí que apenas descubierto, Thierry Jonquet ya me ha dejado huérfana de lectura para lo que queda de verano, o lo que es peor, me ha dejado a solas con la mitad de los cuentos de O'Connor por leer, y con este sí que deberían abstenerse las almas sencillas. Y es que nada como los tres volúmenes de Millenium para ocuparte un verano entero. 


"Je suis en train de concocter" otras cosillas pero es que tenía muchas ganas de compartir esto!!!