viernes, 13 de abril de 2012

Empecemos...

Hace un mes, casualidades, cumplí siete años de vida "oficial" en internet, siete años de muchos claroscuros, siete años intensos, siete años en los cuales he aprendido mucho de cómo manejarme en este otro mundo. Y me parece fascinante que haya logrado llegar hasta aquí. Podéis reíros. Más allá de esta pantalla soy lo que llaman una antisocial. Desde que tengo recuerdos.

Empecé escribiendo unas pocas líneas en el más absoluto anonimato, en unos foros de la zona donde vivo; fue un acto irreflexivo, y la verdad es que me pareció absurdo creerme en aquel momento que a alguien le podía interesar lo que yo, con nombre y apellidos, nacida en Lyon el 4 de noviembre de 1973, casada y profe de profesión, había escrito.

Siete años han pasado pero no quiero olvidar cómo empecé.
¿Me arrepiento? No. ¿Lo volvería a hacer? En absoluto. Admítamoslo. Hay muy pocas cosas en esta vida que uno estaría dispuesto a hacer de nuevo.

Siete años, cuatro blogs (si no cuento un intento fallido que debe vagar ya muy muy lejos), siete cuentas de correos, cuatro facebooks, dos twitters, un tuenti, un millón de páginas webs visitadas, logeadas, marcadas, olvidadas; y ayer de pronto, tuve ganas de escribir para mí.

Y creo que ya era hora y que me lo debía.

Así que empecemos...