jueves, 26 de abril de 2012

Días de vino y rosas...

Odias el día que sigue a los días de vino y rosas...

La jaqueca punzante que te despierta de madrugada.

No te mires al espejo hoy, estás atroz.

El mal humor y el "cafard" se alternan sin descanso para ponértelo todo más fácil.

Las paranoias múltiples que atacan todo atisbo de seguridad que pudiera quedarte.

Que todo te resbale.

Que todo te afecte.

Los demás te molestan, y es del todo recíproco.

El día ha volado tontamente. Eres un día más vieja y hoy no has hecho nada por la humanidad.

Que acabe pronto este día.

Voy a limpiar.